}

*SINTESIS DEL 05 DE JULIO DEL 2019*
*EL IMPARCIAL*
*REPUNTA OAXACA EN MÉTRICA DE GOBIERNO ABIERTO.*- Joel Salas Suárez, comisionado del Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), destacó el avance de Oaxaca en la Métrica de Gobierno Abierto. En el marco de la Jornada de Apertura Gubernamental, en donde se presentaron los resultados para Oaxaca de la Métrica de Gobierno Abierto, así como el Ranking de Opacidad Judicial en México (In) Justicia Abierta y el Plan Nacional de Socialización del Derecho de Acceso a la Información (PNSDAI), el comisionado reconoció la aportación de la entidad en materia de transparencia.

*MANTIENE LABORES LA POLICÍA FEDERAL EN OAXACA*.- Mientras la Policía Federal de la Ciudad de México mantuvo protestas ayer en rechazo a la desaparición de esta organización, elementos de la estación Oaxaca aseguraron que las actividades en la entidad no han sido ni serán suspendidas.
Ante el paro de labores que convocaron elementos de esta corporación en la capital del país por la intención del Gobierno federal de adherirlos a la Guardia Nacional, algunos cuerpos de seguridad de Oaxaca dijeron, de manera extraoficial, que hasta el momento la mayoría decidió no movilizarse.

*ENFERMA OAXACA POR ABANDONO Y DESABASTO EN UNIDADES MÉDICAS Y HOSPITALES.*- Los reajustes del gobierno desequilibran la atención en el sector salud y generan rezago en el abasto de medicamentos, el problema está presente a nivel federal y estatal. Mientras algunas clínicas requieren de mayor inversión e insumos, las obras de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) están inconclusas o abandonadas desde hace casi una década.

*DIARIO NOTICIAS*
*PIDEN ACLARAR USO DE MIL 446 MDP A SSO.*- Los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) gastaron de forma irregular más de mil 446 millones de pesos, que el año pasado recibieron a través del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA). Este monto representa 33% del total de recursos federales ministrados a Oaxaca mediante este Fondo.

*DIARIO MARCA*
*PARALIZAN CU PARA EXIGIR BONO DE “NO HUELGA”*.- Integrantes del STEUABJO bloquearon para pedir la entrega de más de 6 mdp, recurso que aseguran sería otorgado el pasado 15 de junio; amagan con mantener protestas.  “Es un paro indefinido, lo vamos a ir definiendo conforme vayan dándose las cosas y también decidimos tomar Ciudad Universitaria como una medida de protesta para que el gobierno vea que somos trabajadores universitarios y también para que el Consejo Universitario no intervenga en la vida laboral, pretendiendo avalar un reglamento de jubilaciones y pensiones”, declaró Fernando David López Cruz, secretario general del STEUABJO.

*NSS OAXACA*
*FINALIZA CICLO ESCOLAR 2018-2019 EN ESCUELAS DE NIVEL BÁSICO: IEEPO.*- El Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) informa que de acuerdo con el calendario escolar, el lunes 8 de julio concluye oficialmente el ciclo escolar 2018-2019, en el que aproximadamente 900 mil estudiantes de educación básica de la entidad y más de 82 mil trabajadores, entre directivos, docentes y personal de apoyo a la educación concluyeron sus actividades escolares.

*AMH HACE ENTREGA EN LA CUENCA DE RECURSOS PARA OBRAS DE INFRAESTRUCTURA Y APOYOS DE PROGRAMAS SOCIALES.*- Para detonar el desarrollo de esta localidad perteneciente a la Cuenca del Papaloapan y capital productora de azúcar, caña y piña, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa dio el banderazo de inicio a las obras de reconstrucción de la carretera Cosolapa-Acatlán de Pérez Figueroa, en la cual se invertirán alrededor de 19 millones de pesos.

*LA JORNADA*
*GRUPO DE POLICÍAS FEDERALES DEMANDA INDEMNIZACIÓN*.- El movimiento que realizan integrantes de la Policía Federal se dividió en dos bandos: uno que sigue negociando con las autoridades –aunque un grupo de sus compañeros los desconoció– y otro que ya pidió que las autoridades los liquiden e indemnicen. Lo que el miércoles fue una protesta en la que participaron más de 3 mil elementos que estaban concentrados en el Centro de Mando de la PF en Iztapalapa, ayer disminuyó a centenares.

*EL TRIMESTRE NO SERÁ TAN POSITIVO COMO ESPERÁBAMOS: ROMO*.- Con la antesala de un primer trimestre en que la economía se contrajo, Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia, consideró ayer jueves que el periodo de abril a junio que acaba de concluir se perfila no tan positivo como esperábamos, por un impacto de la política fiscal y monetaria restrictivas, así como por la presión que han ejercido las calificadoras en este periodo. Sin embargo, descartó que ello implique un deterioro generalizado de la economía.

*COLUMNAS DE OPINION*
*LA JORNADA Astillero.*-  Resulta irónico que haya sido la propia administración de Andrés Manuel López Obrador la que puso un escalón para que Felipe Calderón Hinojosa retomara aire político y se trepara al foro de primer nivel de la escena pública, con lo cual avanza el ex panista en su intento de constituirse en la figura central de una oposición que hasta ahora no ha logrado asentarse.
El conflicto de la Policía Federal (PF) creció ayer hasta alcanzar los micrófonos del presidente López Obrador y del secretario de Seguridad, Alfonso Durazo Montaño. En conferencia de prensa, el sonorense encargado de la protección ciudadana llegó a decir: No es casual y no requiere mayor explicación que uno de los integrantes del grupo de los elementos de la PF que están inconformes con su integración a la Guardia Nacional haya considerado que el ex presidente Felipe Calderón sea uno de sus representantes sindicales. AMLO había dicho antes que en el movimiento de los policías había mano negra y su narrativa se desenvuelve en el sentido de que hay factores oscuros.
Sea porque ciertamente él ha estado detrás de este conflicto o porque así le fue entregado un involuntario regalo político, Calderón Hinojosa aprovechó la oportunidad y confrontó al Presidente de la República con un argumento muy apreciado en el antiobradorismo: “Deje de descalificarnos, con calificativos, a quienes no pensamos como usted (…) Yo le pido respetuosamente que deje de dividir a México”.
Luego negó cualquier forma de autoría en el problema con los policías, aunque en los hechos se colocó abiertamente del lado de ellos y aprovechó para hacer un guiño solidario a soldados, marinos y policías. Así, de un golpe, el político michoacano abiertamente ganó para su bando una porción de la masa policiaca en pugna y se adjudicó el rol de interlocutor directo, por alusiones personales de Durazo, del Presidente de la República.

El video de casi siete minutos constituye la mayor promoción hecha hasta hoy al proyecto del citado Calderón y su esposa, Margarita Zavala, quienes han intentado varias vías para regresar al poder, tanto con la precandidatura presidencial sin partido que ella intentó, sin éxito, hasta la actual pretensión de construir un partido político propio, que no ha podido avanzar. El asomo videográfico de Calderón reportará, además, a los opositores a la llamada Cuarta Transformación, un provisional tanque de oxígeno luego de las marchas de protesta que han organizado y no han tenido buenos resultados ni en lo numérico ni en lo organizativo.
Un punto delicado de lo sucedido ayer (a lo que habría de sumarse lo que pueda decir en similar tono duro el Presidente en su conferencia mañanera de hoy) es que este litigio se está librando con fuerzas armadas federales como piezas de un tablero de ajedrez político, lo cual no había sucedido con tales dimensiones y claridad desde la asonada que desembocó en la instalación del golpista Victoriano Huerta en la Presidencia de la República.
De esa manera, resulta muy peligroso confrontar y dividir desde posicionamientos políticos a fuerzas que por su naturaleza portan armas y, en este caso concreto de la historia nacional, que han sostenido una fuerte relación con intereses sumamente densos. Los cuerpos policiacos han sido sostén y brazo ejecutor de los gobiernos que durante décadas han ido hundiendo al país. Su historial está repleto de sistemáticos actos delictivos, salvajes violaciones a los derechos humanos y una muy conocida (con sus excepciones, diría algún tabasqueño) relación de complicidad con eso que llaman crimen organizado, que en el fondo es un crimen compartido entre delincuentes explícitos, policías y otros cuerpos similares y políticos.
En ese contexto, Calderón trata de acaudillar lo peor de ese espectro policial, con la expectativa de sumar fuerzas y circunstancias que ayuden a su causa política grupal y familiar y al proyecto multifactorial más amplio, que busca deponer o cuando menos limitar fuertemente al actual presidente de la República.

*EL FINANCIERO Estrictamente Personal*
*El secreto de 'Rafael'.*- La crisis causada por la insurrección -hasta ahora pacífica- de la Policía Federal, obligó al presidente Andrés Manuel López Obrador a hacer lo que no quería que sucediera: ver al retrovisor. El secretario de Seguridad Pública Ciudadana, Alfonso Durazo, desdobló “la mano negra” detrás de la protesta, disparando en varias direcciones. La que visiblemente parecía más importante, es el viejo ajuste de cuentas de López Obrador con Felipe Calderón -el expresidente que realmente odia- desde la elección presidencial de 2006, a quien Durazo prácticamente responsabilizó de toda la putrefacción de la Policía Federal, aunque en realidad fue quien la reconstruyó del desastre que dejó Vicente Fox, en cuyo gobierno trabajaron varios miembros del gabinete actual. Pero el retrovisor no tiene el alcance de 12 años, sino de cuatro. El dato puntual es la auditoría que se hará a la cuenta pública de 2018 en las áreas de seguridad, y al esclarecimiento de la compra de un sistema llamado 'Rafael' en 2015.
Durazo no precisó el tipo de compra en ese año, al proporcionar información parcial. 'Rafael' no es un sistema, sino es una empresa israelita, Rafael Advance Defense Systems Ltd., con sede en Tel Aviv, que de acuerdo con un perfil empresarial de la compañía, “desarrolla y comercializa tecnologías para mercados civiles de alto crecimiento basado en tecnologías de defensa”, que abarca los campos de soluciones de seguridad y ciberseguridad. El contrato al que se refirió Durazo registra la compra de un sistema de “Análisis, Diseño e Implementación del Sistema de Explotación de la Información de Inteligencia”, el 23 de diciembre de 2015, por el cual se pagaron poco más de 133 millones de dólares, equivalente a dos mil 458 millones de pesos a tipo de cambio de 20 unidades por dólar.

El contrato fue firmado por Damián Canales, en ese entonces jefe de Inteligencia de la Policía Federal, celebrado de manera plurianual, por el cual no presentaron justificación, de acuerdo con funcionarios federales, ante las secretarías de Hacienda y de la Función Pública. Un funcionario dijo que sin justificar la urgencia, riesgo o confidencialidad, y sin suficiencia presupuestal, se procedió a esa compra sin que los bienes se registraran en el inventario y en el patrimonio de la institución. El valor, agregó, tuvo un sobrecosto de su valor real.
Pero más allá de los detalles de ese contrato, es quiénes fueron los responsables de ello. En ese entonces, la estructura de la Comisión Nacional de Seguridad, que reemplazó a la Secretaría de Seguridad Pública Federal cuando fue absorbida por la Secretaría de Gobernación al iniciar el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, la encabezaba Monte Alejandro Rubido, quien había sustituido en marzo de 2014 a Manuel Mondragón y Kalb, quien desarrolló el primer plan de seguridad, desde ese entonces, para Durazo, a petición de él, que fue el primer diagnóstico que tuvo en sus manos López Obrador.
Como comisionado general de la Policía Federal se encontraba Enrique Galindo, responsable de la matanza en Tanhuato, Michoacán, en 2015, y que fue destituido después del fallido y trágico operativo en Nochixtlán, Oaxaca en 2016. Pero la pieza crucial en el entramado de la seguridad pública en aquellos años estaba en Frida Martínez, que como se publicó en este espacio en febrero pasado, “es muy cercana a uno de los hermanos del actual coordinador de la bancada del PRI en el Senado, y que había sido directora general de Recursos Materiales y Adquisiciones de la Oficialía Mayor de Hidalgo, cuando Osorio Chong era gobernador. Al iniciar el sexenio peñista, el secretario de Gobernación la nombró jefa de la Unidad de Administración, Finanzas y Desarrollo Humano del Cisen, de donde la trasladó a la Policía Federal, como secretaria general. Desde ese cargo manejó un creciente presupuesto donde hay fuertes sumas de dinero que se desconocen por qué fueron manejados dentro del rubro de seguridad nacional, por lo que no tenían que rendir cuentas a nadie.
“Bajo su administración en la Policía Federal se canceló el pago de equipos y sensores de vigilancia en el penal de El Altiplano, aprovechado por Joaquín El Chapo Guzmán para fugarse en 2015, se dejaron de proporcionar uniformes a los federales, a quienes también los abandonaron muchas veces al no pagar su hospedaje cuando estaban de comisión, obligándolos a dormir en la intemperie. El problema de los contratos de alimentos se ubica sobre todo en el campo de las cárceles, que el gobierno de López Obrador está arrastrando porque actualmente no han podido pagar la alimentación en los penales”.
Las explicaciones de López Obrador sobre las razones para acabar con la Policía Federal y tener una Guardia Nacional manejada y controlada por militares, se expuso en esa columna, tienen nombre y apellido, el de Miguel Ángel Osorio Chong, el autor intelectual de la fusión de la Secretaría de Seguridad Pública Federal en Gobernación, aunque el presidente no lo hubiera mencionado. Aún hoy, no han mencionado ningún nombre, López Obrador o Durazo, pero ya establecieron los años en los cuales están revisando posibles actos de corrupción. Son 2015 y 2018, donde van a revisar las cuentas de Gobernación. Osorio Chong dejó la titularidad de ese despacho en enero del año pasado, pero su sucesor, Alfonso Navarrete Prida no quedó satisfecho con la entrega-recepción de su antecesor. Había 20 millones de pesos que no se documentaron de la gestión anterior.
La rebelión de la Policía Federal obligó al gobierno a buscar responsables. Durazo se remontó 12 años a la destrucción de la Policía Federal, pero se ha publicado en este espacio desde noviembre de 2012, cómo fue el gobierno de Peña Nieto el que desmanteló lo que se había hecho y su incompetencia detonó la espiral de violencia que heredó a López Obrador. El presidente hace bien en buscar las fuentes del desastre que le dejaron para tratar de reconstruir lo destruido. Los oscuros manejos de dineros en la Policía Federal el sexenio anterior son un buen principio. Tienen a 'Rafael' para desmontar lo que se tejió en seis años.

.